[aguas]

La belleza de lo aleatorio reside en la incapacidad del hombre de controlarlo todo, esperando, entonces a que suceda la magia de lo inesperado.



Los Comentarios están cerrados.