[musgos] II
[musgos] II
[musgos] II
[musgos] II
[musgos] II
[musgos] II
[musgos] II
[musgos] II

[musgos] II

Usual price €3.500,00
Unit price  for 
VAT Inc.

Puedes contactar conmigo para hacer una obra por encargo siguiendo este enlace.

Detalles

  • Serie [musgos]
  • 200x250 cm
  • Técnica Mixta y pan de oro sobre lienzo
  •  2021

Inspiración

[musgos] es una sutil conversación de elementos.
Se presenta un diálogo contrapuesto de vacío y sequedad rota frente a una propuesta llena de vida y humedad de unos tonos tan orgánicos y terrosos que producen un acercamiento inconsciente del espectador. Este se siente identificado con la sensación de hogar producida por la percepción de elementos naturales tan cercanos y presentes en su memoria que puede bucear en su exploración libremente, entrando en un estado de contemplación serena, ligando cada vez con un recuerdo o sensación que impregna todo el ser. El movimiento continuo de las formas fluidas frente a la quietud y reposo que manifiesta el equilibrio de formas contrasta también con la presencia de vacío frente a la sobreabundancia de información en texturas y detalles.

Trabajando la singularidad de la mínima percepción en relación al concepto infraleve de Marcel Duchamp, objeto de su tesis doctoral, que refiere a la belleza de lo desapercibido, bien por ser de presencia leve, frágil o imperceptible, o bien por ser de presencia ausente, es decir, manifiesta a partir de un indicio o huella que revela algo anterior y no percibido físicamente. Centrada en la grandiosidad manifiesta (opus magnum) de la tenuidad extrema (suma tenuitas), expresión original Plinio, Elisa busca destacar la belleza de lo desapercibido, como podría ser el sutil brillo de un cristal de arena o el color creado por acumulación de polvo, pero también de la presencia ausente que revelan la historia de las grietas y los quebrados en la pintura.


La pintura cristalizada de técnica experimental proporciona una riqueza de texturas delicadas que precisan de la contemplación atenta del espectador. Si ya desde Malevich se llegó al culmen de la delicadeza, desnudando la pintura a partir de la reducción de blanco sobre blanco, la percepción infraleve que propone Elisa es la de destacar los pequeños destellos insignificantes que hacen singular el vacío abrumador del blanco, del desierto inquietante, de la arena infinita.
En el vacío yace la pura posibilidad y, en esta aparente nada, cabe destacar la belleza de la mínima percepción de lo imperceptible.